Análisis Super Mario 3D World para Wii U

¿Te gustó el post?

Después de 2 meses de la llegada de Super Mario 3D World ya podemos decir que este Mario supone una gran evolución que va mucho más allá de Mario Galaxy e incluso nos atreveríamos a decir que Mario 64, excluyendo el impacto mediático que éste último ocasionó al trasladar nuestras mentes de los conceptos bidimensionales a 3D.

Super Mario 3D World es el empujoncito que necesitaba la Wii U para demostrar que realmente sus capacidades están a la altura de competir con los grandes del mercado o contra los gamers más puristas.

Olvidando los prejuicios que tenemos sobre Mario Land o el New Super Mario Bros, hay que partir de la capacidad del juego para 4 jugadores locales compuestos esencialmente por Mario, Peach, Luigi y Toad. Aunque no solo es su forma y color los que les diferencia, sino que tomando como premisa al Mario Kart y mucho más al clásico Super Mario Bros 2  (¿Os acordáis del post sobre Doki Doki Panic?), cada uno posee diferentes características. Por ejemplo, Peach flota más cuando salta, Toad es muy veloz, Luigi pega grandes saltos pero con poca inercia y, finalmente, Mario es un equilibrio de entre todos ellos.

Los niveles 3D presentan una visión en scroll lateral, muy al estilo de los juegos de Goku para Wii (Dragon Ball Origin), pero todo el entorno que rodea al personaje es un extenso mapeado 3D (con muchas cosas ocultas, tubos transparentes, animales y enemigos rondando,etcétera…), que por cierto, no es tan fácil como los demás Mario. Coger estrella a veces es una tarea complicada, ya verás.

Si bien, en un principio, todo este colorido y frescura recuerda al mundo de Mario Galaxy, cuando tenemos la opción de ver el mapa, observaremos la libertad de elección, muy propia de antiguos juegos como el Super Mario Bros 3 para NES o el SMB para Super Nintendo.

Estamos obligados a explorar cada nivel al mínimo detalle, pues ya no solamente nos centramos en recoger monedas, sino que existen variedades de objetos tales como los sellos Miiverse o las estrellas verdes (en cada nivel hay que coger 3 estrellas y un sello). También y para ir marcando nuestra partida, hay que cambiar de color las minibanderas, un guiño a toda la saga Mario y en especial a Super Mario World de SNES.

Mario y amigos no parten con las manos vacías, ya que el traje por excelencia para este juego es el disfraz de gato, una reminiscencia a aquel disfraz de mapache que tenía Mario. ¿Para qué sirve ir de gato? Pues podrás arañar con las garras a tus enemigos, trepar muros y paredes para descubir zonas ocultas y permite caer en diagonal hacia los enemigos que te obstruyan el paso.

Además del gato, existen más difraces y la capacidad de hacerse gigante para ir destrozando todo lo que pilles a tu alrededor. Sin duda, estamos ante uno de los Marios más grandes de la historia de los videojuegos. Es el resultado de mezclar cosas nuevas con la nostalgia de pasadas ediciones, resultando en un cóctel de jugabilidad, colorido, velocidad y extensión que hasta la fecha no se habían dado en ningún Mario.

caratula super mario 3d world wii

Los diseños de los personajes, el paisaje, el movimiento dinámico y algunas secuencias de vídeo son excepcionales y muy originales. Como conclusión final, Nintendo ha conseguido su juego estrella otra vez y Mario, el abanderado de la casa, vuelve a lucir orgulloso su traje de fontanero ante una industria que siempre lo mira con recelo y envidia.

Viendo esas altas calificaciones en los portales de videojuegos, tanto nacionales como internaciones ¿A qué estás esperando para jugar a Super Mario 3D World?


Plugins necesarios:
shockwave player java flash player